Archive Category: Delito sinonimos

Prostitutas felices mafias de prostitutas

prostitutas felices mafias de prostitutas

Entonces pareció lógico legalizar los prostíbulos y el proxenetismo, y crear "zonas de tolerancia" en las calles, como la que hay en Leeds. Ésta era la teoría. Pero he visitado una serie de burdeles legales en Nevada, Alemania, Holanda y Australia y he examinado las afirmaciones de los defensores de la legalización y el resultado ha sido que sus argumentos -la base de nuestro debate sobre la prostitución, hoy- sencillamente no se sostienen.

Los efectos de la legalización La legalización de la prostitución en Alemania, Holanda y Australia no ha llevado a una disminución de la violencia, de los índices de VIH o del asesinato de mujeres. En Melbourne me he reunido con la activista de los "derechos de las trabajadoras sexuales" Sabrinna Valisce quien, confrontada con la realidad de la despenalización, ha cambiado, muy a su pesar, de opinión: Lo que comporta la legalización es que los tan cacareados derechos y libertades de los que se dice disfrutan las prostitutas sean reclamados por los propietarios de los prostíbulos y los clientes.

He visitado un pueblo en la India dedicado enteramente a la prostitución y en el que he conocido a un hombre que prostituye a su hija, su hermana, su tía y su madre. He descubierto que a pesar de lo que digan los defensores de la prostitución, las mujeres y niñas que se dedican a ella proceden la inmensa mayoría de ambientes violentos, muy pobres y marginados. Ni son libres ni empoderadas: También abusos en la prostitución masculina No debemos olvidar que esto sucede también con los chicos.

Durante un visita a Los Angeles conocí a Greg, nacido en una familia que tenía conexiones con la mafia. Desde que era muy pequeño había sido objeto de abusos sexuales por parte de hombres poderosos.

En su adolescencia conoció a un proxeneta y fue vendido para ser utilizado sexualmente durante seis años antes de que consiguiera escapar. Greg rechaza la idea de que vender sexo forme parte de la cultura homosexual. En Amsterdam entrevisté a la mujer que acuñó la frase "prostituta feliz".

My Own Story , que había vendido veinte millones de copias en todo el mundo. Pero lo que descubrí durante esa comida es que lo que le dio fama y fortuna fue vender a otras mujeres. Me contó que fue prostituta durante unos seis meses, sólo para aprender cómo comerciar con el sexo.

Hollander se parece bastante al mito de la "prostituta feliz" que vemos en los medios de comunicación. Pero compramos la mentira porque es conveniente creer en ella. Cuando les digo que el sexo no forma parte de los derechos humanos , me cuentan de la madre que le compró a su hijo, víctima de una grave minusvalía, una prostituta por su cumpleaños, o del héroe que vuelve de una guerra sin sus piernas y que tiene "derecho" a pagar por una mujer.

En uno de los prostíbulos de Nevada que he visitado, las mujeres se quedan encerradas en él durante toda la noche. Si las gallinas en jaula en batería fueran tratadas así, con razón habría una protesta por parte de los mismos liberales de izquierdas que remueven cielo y tierra para defender este repugnante comercio de carne humana. Al llegar, dos hombres también rumanos y de aspecto rudo -musculados y con varios tatuajes en brazos y cuello- metieron a las chicas en un caserón antiguo donde había cinco o seis mujeres de origen latinoamericano.

En la planta alta de aquel lugar había 25 habitaciones individuales. Allí durmió aquel día y allí, durante los dos siguientes años, conoció el infierno. A la mañana siguiente, aquellos dos hombres reunieron a todas las chicas en un comedor de la planta inferior.

Aquel rostro desconocido les dijo que, a partir de ese instante, trabajarían como prostitutas. Luego, sin mediar palabra, los dos lugartenientes de aquel individuo las abofetearon a todas. Un par de chicas que se rebelaron recibieron puñetazos en las costillas y alguna patada en las piernas. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Marina trabajó en aquel prostíbulo durante casi dos años.

De cinco de la tarde a cinco de la mañana, todos los días de la semana. Cada jornada atendió a un mínimo de cuatro hombres. Todo el dinero que ella cobraba se lo quedaba la mafia que la trajo a España, que a su vez pagaba al dueño del local -un español- por el alquiler de las habitaciones.

La chica logró escapar en julio de Una mañana, al amanecer, saltó por la ventana de su habitación hasta un patio trasero de aquel caserón. Luego, cruzó un vallado y salió corriendo. Los servicios sociales también la atendieron.

Sin embargo, ella no quiso denunciar ante la Policía Nacional. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano. La chica, de 27 años, es madre de dos niñas de dos y cuatro años. Para protegerla, en el relato anterior se han omitido datos de su historia personal. El incremento de la llegada a España de mujeres rumanas de entre 18 y 30 años para su explotación sexual en prostíbulos comenzó a mediados de la década pasada, tras una modificación legal del Gobierno fechada en que afectaba a la llegada de extranjeros a territorio español.

Desde ese año, la legislación exige el visado a todo ciudadano que quiera entrar en España procedente de países de Latinoamérica como Venezuela, Colombia, Cuba….

Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país. El idioma y la forma de ser, muy similar a la de los españoles, eran sus grandes atractivos para atraer clientes que consumieran alcohol y sexo.

Aunque Rumanía, que ingresó en la UE en , sigue sin pertenecer al espacio Schengen , las mafias comenzaron a trasladar a España a centenares de jóvenes con contratos de trabajo falsos. Una vez dentro de Hungría, que sí pertenece a los 26 Estados del continente europeo que no tienen controles fronterizos internos, el viaje hasta España les resulta sencillo.

Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: A principios de septiembre se detuvo a nueve miembros de una organización que prostituía en Ibiza a 10 rumanas, una de ellas embarazada. Entonces se pone en marcha un círculo perverso: Primero, porque yo me he limitado a escribir un artículo y a exponer mis ideas, que son subjetivas; y segundo, porque no estoy en tu lugar.

Puedo empatizar con tu problema, y lo hago, y créeme que lo siento mucho y puedo entenderlo aproximadamente a raíz de experiencias de personas cercanas a mí. Pero no estoy en tu situación, ni soy psicóloga, ni he hablado contigo lo suficiente como para profundizar en ello, y por tanto es imposible que yo pueda decirte cómo resolverlo.

Sin embargo, eso no pone en conflicto mis ideas sobre la prostitución. Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra. Pere Soler Tuesday, 19 July ZeroMacho es una organización de hombres que lucha por la igualdad y la abolición de la prostitución a nivel local y europeo. Flavia Sunday, 06 November Gisel Monday, 07 November Si me esforzaría en trabajar mis problemas, como todo el mundo que tiene problemas, con un terapeuta calificado. Mientras tanto mucho juego de manos, fantasías e imaginación..

Las mujeres siempre buscaran de parecer las victimas. La elección es propia. Si culpar el entorno es valido para justificar la decisión de entrar a la prostitución y llamarlo acorralamiento entonces los hombres podemos culpar a nuestra naturaleza como un fenómeno que nos obliga a realizar esos actos de violencia. Afortunada cada uno de nosotros posee voluntad y es posible tomar otras decisiones.

Juana Friday, 07 April Efectivamente, me alegro de que hayas tenido la oportunidad de haber hablado con esa prostituta y de que hayas este articulo. Tube que ejercerlo por necesidad y te digo lo siguiente: La unica elección libre que haces es la primera, cuando decides ser trabajadora sexual. Una vez que estas dentro te topas de bruces con la realidad, que es la que tan bien has descrito en tu articulo. Yo me di cuenta y sali, afortunadamente solo estube un año en ese mundo, suficiente creanme.

Entonces, cuando mi esposo regresó del viaje, él dijo que no quería volver a vernos a mí y a mis hijos, así que nos echó de la casa y ahora se iba a Australia a ver a esa otra mujer. Al principio tenía miedo, pero cuando pienso en lo que mis hijos y yo estamos pasando, lo contacté y me dijo que mantuviera la calma por solo 24 horas para que mi esposo volviera y para mi sorpresa recibí una llamada. Esto ha causado un gran problema en muchas de mis relaciones, no es agradable para satisfacer a una mujer, tuve tantas relaciones suspendidas debido a mi situación, he usado tantos productos que encontré en línea pero ninguno pudo ofrecerme la ayuda que busqué para.

Vi algunos comentarios sobre este especialista llamado Dr. Ogala y decidí enviarle un correo electrónico a:

prostitutas felices mafias de prostitutas

Prostitutas felices mafias de prostitutas -

Una prostituta no es alguien a quien haya que menospreciar, humillar y de quien abusar. Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: Yo no me lo termino de creer ésto. Mi valoración de un hombre que se prostituye es la misma k para una mujer, así k por favor evita volver a tacharme de machista. Sigo pensando que el sufrimiento de una persona no justifica el de otra.

Y, mientras los medios y las películas comerciales nos venden el mito del tío tímido, inseguro y solitario que nunca consigue ligar y necesita la ayuda de una prostituta que se divierte con su ingenuidad, la realidad es muy distinta: Y el cliente, como es bien sabido, siempre tiene la razón.

Cuando una mujer no tiene recursos, o no puede acceder a una educación, o ha sufrido abusos sexuales de pequeña, no es difícil que caiga en la red de la prostitución. Tal y como señala este estupendo artículo de The Guardian , muchas mujeres prostituidas eran sólo niñas cuando empezaron. Incluso creo que yo misma he llegado a decirlo. Eso por no mencionar que la tal "vía de escape" es nada menos que un ser humano. Y esto ocurre a los aliados de todos los movimientos sociales. Tendemos a poner palabras en las bocas de las víctimas y validamos nuestra opinión sin escucharlas.

Nos ocurre a todos y no es un problema exclusivo del activismo, sino de la sociedad a nivel mundial - problema que sólo nos quitaremos de encima siendo conscientes de su existencia.

El privilegio, la elección y la crisis en la prostitución. Cuando se espera sexo a cambio de hospitalidad. Pao San Saturday, 27 February Buen artículo, sin embargo me gustaría aclarar que también habemos feministas abolicionistas que entendemos que en la prostitución no hay elección real porque no hay alternativas. Lola Monday, 29 February Ser prostituta es un trabajo social!

Te recomiendo un documental muy bonito: Catalina Monday, 29 February Y no habéis pensado nunca que el colmo de la explotación sexual es el matrimonio? Nacho Tuesday, 01 March Sin querer entrar a probar que sí que hay muchas, muchísimas prostitutas que eligen su profesión libremente y obviando la criminalización que se ha hecho de los clientes, a los que se ha puesto de violadores para arriba algo bastante alejado de la realidad en la mayoría de los casos , he de preguntar algo que todo el mundo pasa por alto: Porque, la verdad, si yo tuviese dinero de sobra para vivir, iba a trabajar Rita.

La opinión aquí vertida tiene un sesgo muy grande y es que, aunque la autora, a pesar de decir que "el proceso para formar una opinión debe incluir la escucha a las personas afectadas por lo que estamos intentando abolir o defender", tan sólo ha contado con la opinión de una trabajadora sexual en particular, con una opinión muy concreta. Antonio01 Saturday, 16 April Yo soy virgen con 25 años, nunca he besado una mujer y nunca he tenido novia.

He evitado siempre la prostitución. Pero hay días que me subo por las paredes de puro deseo sexual y estoy lleno de rabia. Es esto lo que el hombre machista no entiende y encuentra sucio, que ella decida, con quien, cuando y por cuanto. No encontrais degradante el cobrar por hacerlo, lo degradante para vosotros es que lo hagan. Mientras tanto, podréis seguir siendo unos hipócritas! Yo ya estoy haciendo las maletas para Bali!!

En la prostitución, como en todo, hay niveles, y muchas prostitutas de lujo follan menos que cualquier poligonera. Una prostituta no es alguien a quien haya que menospreciar, humillar y de quien abusar. Este es solo tu concepto enfermo de la prostitución.

Y recuerda que las prostitutas, auque hay algunas que sí, no cobran para ser humilladas ni degradadas, si no para mantener una relación sexual. Ahí debería quedar todo. Y el resto pertenece a otro debate. Hola Ana, en primer lugar no acepto k me trates de machista, porque lo que digo es aplicable tanto a ellas como a ellos, me dan la misma pena. No me parece mal que una mujer utilice su cuerpo, me parece mal k cobre por ello.

Yo lo utilizo continuamente y me encanta. Pero como bien comentan por aki, nadie cobra por hacer puzzles…punto 2: Mi valoración de un hombre que se prostituye es la misma k para una mujer, así k por favor evita volver a tacharme de machista. El problema reside en la falta de valores que tenemos todos en general, se pierde la magia, el misterio, la exclusividad que te convierte en algo especial y diferente al resto, perdona por creer en el amor y el respeto en la pareja.

Lo mismo que aplico al sexo, lo aplico a las drogas, al repeto por los mayores, al compromiso con los que te rodean y a la homosexualidad. Me parece estupendo, y para colomo yo lo tengo todo, gay, liberal, antifamilia y drogadicto, pero siempre por principios, nunca por dinero. Deberias de escuchar mas a estas mujeres y estar con ellas para dejar de demonizar esta profesión y creeros vuestras propias opiniones.

El problema de todo es como siempre…… el hacerse rico unos pocos con las desgracias de muchos. Si fuera legal, si tuvieran que pagar sus impuestos, las propias prostitutas denunciarían mas los abusos propios y ajenos… q a todos el dinerito nos dueley si tengo q pagar mi SS y mis impuestos, por lo menos q no haya intrusismo. Me parece muy bonito todo lo que la gente dice que no pasa nada por ser prostituta y viva ella. Que aqui todo el mundo muy liberal, muy bonito, pero luego nadie lo quiere para uno mismo.

Todo el mundo sabe que la economia de españa esta en la prostitucion discreta. Repito k no me tacheis de machsta, pk lo k digo lo aplico igual a hombres y mujeres, lo veo igualmente denigrante, para mi sigue siendo rebajarte por dinero, y repito, yo me valoro a mi mismo, y mucho, no hay nada material k pague mi compañía machista y narcisista, seguro que ya he hecho diez mil amigas.

Aunque yo diría humanista y con mucha moral. Dave, no te enfades que no pasa nada. Yo tengo otra diferente y no pasa nada.

También te digo que para ser gay, liberal y antifamilia, tu posición en este tema me resulta un tanto extraña.

No sé porqué esa negatividad y degradación asociada a mantener relaciones sexuales por dinero…Me parece degradante un amplio sector de la prostitución femenina, pero la prostitución masculina heterosexual y las prostitutas y chaperos de medio y alto estanding viven muy bien y nada tiene de degradante lo que hacen.

También te digo que la prostitución de la casa de campo, de montera y similares pues nada tiene que ver, pero desde mi punto de vista lo degradante son las condiciones y las tarifas, no el comercio en sí. Dice ser Dietas para adelgazar. Dice ser Manolo apoya a Larrosa. Dice ser El Becario. Dice ser antonio larrosa. Dice ser Hombre Lobo. Dice ser cocacola de vainilla. Dice ser Muy bien. Dice ser a quien le importa.

Sí, es un oficio que he elegido libremente, que me ha aportado muchas cosas buenas y que me gusta. Si no, no lo ejercería. Al contrario de lo que muchas personas creen, soy yo quien pone las reglas y quien controla la situación. Decir que todas las prostitutas somos víctimas de trata es una mentira que invisibiliza a quienes ejercemos libremente y es un gran error si realmente quieren detectar y ayudar a las verdaderas víctimas.

A mí nunca me gustó ser prostituta; en mi caso ha sido una imposición cultural que tiene que ver con el machismo, el patriarcado y la construcción social. He intentado crecer dentro de mi trabajo. Ser una buena prostituta y ser una buena persona. Mi trabajo me ha dado mucho, he aprendido un montón de la vida y de los hombres que han estado conmigo.

Siempre he intentado que sea bonito y he tenido la suerte de encontrar a gente bonita. La libertad que esta sociedad te da. Nadie trabaja libremente en un contexto capitalista. En el contexto laboral, cultural y social en el que vivimos, a casi nadie le gusta el trabajo que hace. Yo no es que me viera obligada, sino que fue la salida que tuve para vivir una vida holgada.

Yo siempre he trabajado como autónoma. Todos los trabajadores que estamos en la APSCat somos independientes y tenemos la finalidad de que el trabajo se desarrolle como autónomos o en forma de cooperativa bajo contrato mercantil.

Nuestra finalidad es confrontar a la industria del sexo, para acabar con su explotación. La industria del sexo es un legado del patriarcado que debemos destruir. La cuestión no es tanto si trabajas en la calle, en un piso o en un club como si eres independiente o hay un empresario que te explota y enriquece con tu trabajo. La diferencia es la libertad. En la calle no; yo voy y vengo cuando quiero… Aunque antes tenía mayor libertad, ahora es el acoso policial el que me la coarta.

Me veo obligada a hacer de 10 a 12 horas diarias para tener un sustento, pero no es por la falta de clientes, sino por el acoso policial que sufrimos desde la aprobación de la ordenanza del civismo hace 8 años.

Antes trabajaba dos horas por la mañana y dos horas por la tarde y los fines de semana no aparecía. Esta parte de la calle Robadors es como una gran familia. Nos conocemos desde hace tiempo, todos interactuamos entre nosotros —clientes, vecinos, nosotras…—. Los vecinos se quejan del ruido y de la suciedad… como en cualquier otro barrio de Barcelona, eso no lo causamos nosotras. Cada una tiene sus ventajas. Aunque toda prostitución tiene su parte de glamour y su parte de tristeza, también la calle.

El tiempo que he trabajado en la prostitución siempre he encontrado clientes muy amables, en todas partes. Estos tópicos tienden a perseguir y estigmatizar a las trabajadoras sexuales que hacen la calle y tienen un claro tufo xenófobo, ya que la mayoría de quienes ejercen la prostitución en la calle son inmigrantes.

La prostitución no es delito pero hay multas a clientes y trabajadoras sexuales. En la calle se pueden dar casos, pero menos. El barrio chino El Raval era el lugar en el que ejercían las prostitutas mayores.

Llegabas aquí cuando cumplías 40 años, no con Cuando se abrieron las fronteras dentro de la UE, el barrio chino se convirtió en un foco de mujeres víctimas de trata, pero hoy en día, aunque lamentablemente no podemos decir que se haya eliminado, no es como en esa época. Hoy hay cuatro familias que tienen explotadas a varias mujeres, que son sus parejas. Muchas de las trabajadoras de calle son gente que funciona de manera independiente. No tienen jefe ni nadie que les explote y han elegido ejercer libremente.

A diferencia de las escorts, que todas tienen un agente que es el que les consigue los clientes a cambio de un porcentaje. Depende de los países: La legislación actual tipifica la trata como delito pero, en la medida en que reconoce a la industria como agente económico, no puede hacer efectiva la persecución de la trata.

Los defensores del mito: Los servicios sociales también la atendieron. Traducimos el reportaje a continuación los ladillos son de ReL: Nadie trabaja libremente en un contexto capitalista. Así "no oiríamos esas protestas tan violentas contra el comercio de esclavos por parte de teólogos píos, poetisas de corazón tierno y políticos con poca visión de futuro". En la milla de Oro hay muchas de este tipo, maridos notarios, abogados, empresarios etc…Luego ellas se echan un ligue y mientras a vivir de la Visa.

Prostitutas felices mafias de prostitutas -

My Own Storyque había vendido veinte millones de copias en todo el mundo. Juraría que es… Lacey Duvalle, o algo así. Hasta entonces, las mujeres latinas copaban los prostíbulos de este país. Para el traslado de las chicas suelen emplear dos rutas: